miércoles, 9 de octubre de 2019

Reseña: 'Tú y otros desastres naturales' de María Martínez

Título: Tú y otros desastres naturales
Autor: María Martínez
Editorial: Planeta (Crossbooks)
Primera edición: Septiembre 2019
Páginas: 456
Trilogía/Saga: Autoconclusivo
Precio: 15,95€
Género: Romántica, New Adult
Comprar aquí: Amazon Casa del libro

Muchísimas gracias a la editorial por el ejemplar 

Harper ha planificado hasta el último detalle de su futuro. Pronto acabará sus estudios y logrará el trabajo por el que tanto se ha esforzado. Tendrá la vida que desea. Sin embargo, una triste pérdida hará que su plan perfecto, aquello que creía querer más que nada, se transforme de nuevo en confusión, dudas e inseguridades.
Porque los secretos no pueden guardarse para siempre. Porque hay caminos destinados a cruzarse.
Porque una sola decisión puede cambiarlo todo y nada da más miedo que arriesgarse por tus sueños.

Porque la vida no se trata de sobrevivir a la tormenta, sino de aprender a bailar bajo ella. 

¡Buuuuuenas a todos! 🤗 Ayer terminé este libro. Es la primera vez que leo a María Martínez y, dejando de lado algunos aspectos que no me han gustado de la historia y que ya os comentaré abajo, debo decir que me ha encantado su pluma. Escribe taaaan bonito 😍 Tanto que llegué a marcar 28 frases con mis postits. Ahora a ver si consigo seleccionar las que más me gustan para poneros aquí en la reseña…  🙊

“Estos últimos años he aprendido un par de cosas. La primera, las apariencias engañan. La segunda, cuando nos formamos una opinión de alguien basada en los prejuicios y no en el conocimiento, podemos estar equivocándonos respecto a esa persona. Y si nos negamos a mirar más allá de la escasa superficie que se ve a simple vista, a ahondar en el interior sin juzgar, puede que el problema sea nuestro en realidad.”
La protagonista que me ha acompañado estos días ha sido Harper Weston, tiene 22 años y acaba de volver de Toronto, donde estudia literatura en la universidad y hace prácticas en una editorial desde hace dos años, a su ciudad natal, Montreal (Canadá), porque su abuela acaba de fallecer 👵🏻. Está muy triste ya que fue ella quien la crio desde que tenía seis años porque su madre murió cuando era pequeña. Ahora ha recibido como herencia la casa y la librería de su abuela y es el momento de decidir: ¿Hacer caso a su corazón y los sentimientos y quedarse allí? ¿Usar la cabeza y volver a Toronto donde tiene un futuro asegurado y podría ganarse un nombre en la editorial? O ¿escuchar a su padre, dejarlo todo y empezar a trabajar en la empresa familiar para ganarse su aprobación y cariño de una vez por todas?
Harper es una chica muy insegura, siempre se intenta adaptar a lo que esperan los demás porque es muy importante para ella lo que piensen los que la rodean, no sabe qué hacer, está hecha un lío, por lo que su hermana Hayley la empuja a hacer un viaje a Pequeño Príncipe, la isla donde ella tiene una casita, para que pueda pensar tranquila lo que realmente quiere hacer, sin que nada ni nadie influya en su decisión.


“Escoger, decidir, tomar la iniciativa se convertía en una ventana abierta a un precipicio aterrador. Dividida entre mis propios anhelos y los deseos de los demás. Temiendo defraudar a aquellos que me importan y, al mismo tiempo, traicionarme a mí misma.”
“Necesitaba encontrarme a mí misma. Empezar a ser yo. Dejar atrás esa sensación de haberme pasado la vida manteniendo la imagen que de mi proyectaban los demás. Necesitaba saber qué quería, dónde y cómo, e intentarlo.”
“Siempre me importó lo que todo el mundo pensara de mí, aunque pareciera que no. Y esa necesidad de aceptación desesperada era la que me impedía decidir.”
La sorpresa llega cuando, uno o dos días (no me acuerdo bien 😅) después de estar allí, aparece Trey, el mejor amigo de Hoyt, el hermano de Harper. Ha ido hasta Pequeño Príncipe porque Scott, el marido de Hayley, le ha encargado hacer unas reformas como regalo después de la boda.
Trey fue el amor platónico de Harper cuando ella tenía 12 años y el 16, pero sucedió algo seis años después (hace cuatro en el momento actual) por lo que ella ha llegado a odiarlo. Y no había vuelto a verlo. Hasta esa semana en la que su vida dio un giro de 360º.
Después de discutir, y que ninguno de los dos ceda a marcharse, deciden compartir la casa. Al principio se evitarán, ni si quiera llegarán a dirigirse la palabra, hasta que finalmente deciden dejar a un lado la inmadurez y comportarse como personas civilizadas mientras se vean obligados a compartir espacio.

“Porque es sencillo imaginar qué harías en esta o aquella situación, vivirla en tu mente; pero cuando la sientes en la piel, cuando ocurre, no tienes ni idea de cómo vas a reaccionar.”
No puedo contaros mucho más para no haceros spoilers, pero desde ese momento Harper intentará descubrir qué es lo que la hace feliz para poder cumplir con sus sueños a pesar de las dificultades. Aunque en comparación con todo el tiempo que transcurre en el libro, solo estuvieron unos pocos días en la isla de Pequeño Príncipe, me enamoró por completo el paisaje y el ambiente que allí se respiraban. Tras leer “Tú y otros desastres naturales”, y “Mi mapa de ti” recientemente, NECESITO ir a una isla así, donde la paz se palpe en el ambiente 😍🏝


“Porque la felicidad es solo eso, una posibilidad que existe pero que no todo el mundo alcanza, solo aquellos que se arriesgan sin que les importe lo distante y lejano que pueda parecer ese sueño. Porque los sueños exigen sacrificios.”
El nivel de obsesión que Harper tuvo por Trey años atrás no me pareció nada sano y ha llegado a disgustarme. Pero después de todo lo que va pasando me ha parecido una bonita historia. Sobre todo por parte del protagonista masculino, ya que había ocasiones en las que ella me ponía muy nerviosa y no la tragaba, but… en otros momentos me he sentido identificada en varios de sus pensamientos 🤷🏻‍♀️.
“Y tenía miedo, claro que lo tenía. Miedo a que se quedara y miedo a que se fuera. Miedo a sentir. A sentir demasiado y que no fuese suficiente. Miedo al después.”

“A veces solo necesitamos quedarnos quietos para encontrar respuestas, para entender que se puede respirar de muchas formas. Y yo deseé respirar como lo hacían todas aquellas personas. Sin miedo.” 
La edición me parece una absoluta preciosidad, con una portada muy atrayente y llamativa a la que podemos sumar unos inicios de capítulo con una tipografía que me encanta.
Como ya he dicho, es el primer libro que leo de María pero me ha parecido que escribe muy bonito y nos hace empatizar mucho con los personajes por su manera de describir y transmitir tantos sentimientos. He de decir que la trama en sí me ha gustado, pero nada me ha sorprendido. Todo lo veía venir. Me ha parecido predecible y lenta en ciertas ocasiones. Pero, aun así, es una bonita historia.
“Pero ¿y si la decisión no es la correcta? ¿Y si después me arrepiento y es tarde para arreglarlo? -La frustración se enredaba en mis palabras-. ¿Y si de verdad no sé lo que quiero?”

“Tres días pueden cambiar la inercia de toda una vida. Sin más. Sin que ocurra nada especial. Porque, a veces, las cosas más sencillas son las que lo cambian todo.”
Las primeras páginas no me engancharon hasta que conseguí entrar en el meollo del asunto, pero desde ese momento y hasta 100 páginas más o menos del final me atrapó por completo. Las últimas ya me gustaron menos y son la razón por la que no tenga una nota más alta.
En resumen, una bella historia, aunque un poco lenta y predecible, pero sin duda alguna, con una pluma muy bonita por parte de María. No descarto leer más libros suyos en un futuro


“Es curioso cómo cambian las cosas a veces. Sin embargo, hay otras que nunca lo hacen. Yo continuaba sintiéndolo todo con demasiada intensidad. Lo bueno y lo malo. Me sumergía en mis emociones como si fuesen una piscina llena de agua, en la que caía y caía hasta alcanzar el fondo, donde permanecía sentada aguantando la respiración. Unas veces tardaba unos pocos minutos en apaciguarlas y volver a emerger. Otras podían atraparme durante días.”
“Quizá sentir miedo no fuese algo tan malo.
Quizá fuese un componente más del motor que me movía por dentro.
Quizá era necesario, porque es preferible sentir miedo a no sentir nada.”


“¿Sabes? No existe persona más perdida que aquella que no se quiere encontrar.”





Calificación:

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Conocía a esta autora y la verdad es que tengo varios de sus libros pendientes por leer. El problema es que nunca me animo y con este va a pasar lo mismo. Es una pena que aunque te gustara, no fuera "perfecto".

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaa!

    Pues veo que ha estado bien, suelo ser bastante fan de las historias en las que el/la protagonista tiene que decidir que camino seguir en la vida y que es lo que le hace realmente feliz. Me echa un poco para atrás que ella estuviera taaaan obsesionada con él en el pasado, pero si al final la historia de amor es bonita, podría darle una oportunidad ^^

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Preciosa!
    Ayyy qué tengo unas ganas de leer este libro... y más después de la de postits que le has puesto y las frases preciosas que has ido enseñando.
    Queda apuntadísimo para leerlo pronto.
    Gracias por la genial reseña!

    Besooos ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!! Este libro me llama un montón asi que no descarto leerlo más adelante.
    Me alegro de que te haya gustado :)
    Gracias por la reseña, nos leemos❤️

    ResponderEliminar